Blog

Seguir viajando con tu bebé. Niños activos.

Consejos para seguir viajando una vez ha nacido tu bebé y cómo afrontar el cambio.

Aquí te contaré mi experiencia, cómo fue el período de adaptación desde nuestra salida del hospital y cómo salieron nuestros primeros viajes. ¿Quieres descubrirlo?

 

Contenidos

  1. No estás sola
  2. Ya está aquí tu bebé
  3. Viajar con un bebé que no duerme

1. No estás sola

Todo depende de las circunstancias pero yo voy a hablarte a tí, a tí que estas sola en otra provincia, lejos de tu familia y amigos. Ahora estás embarazada pero pronto tendrás a tu primer bebé. Eres una persona activa, te gusta viajar sola o con tu pareja y quieres seguir haciendolo despúes. Yo a los 38 años no dejaba de pensar si no me arrepentiría en un futuro de haber sido mamá y allá que me lancé, decidí tener un hijo.

Te recomiendo una vez sepas que estas embarazada que te pongas en contacto con tu centro de salud y busques el asesoramiento de una matrona. Muchos cambios afectarán a tu cuerpo y a tus emociones, la matrona junto con otras mamás que están pasando por lo mismo que tú seran un gran apoyo para tí. A mí me vino muy bien tanto antes del parto para quitarme dudas e inseguridades, como déspues en el período de lactancia en el que superé dos mastitis. Apúntate a las clases de educación maternal y talleres de lactancia, tanto presencial como on-line. Si no puedes asistir tienes la opción de que acudan a casa un entrenador personal para el embarazo y la preparación al parto (busca información en la ciudad donde vivas, mi hijo nació en San Sebastián y en esta hay centros como este «Marema matronas») o entérate de si existen grupos de apoyo en tu ciudad.

Los libros de puericultura son un buen aliado cuándo nunca te has interesado por este tema, si no solías escuchar mucho la conversación de tus amigas cuando se quedaron embarazadas y ni siquiera te había dado por ojear algo sobre el tema, seguro que ahora puede que te pasé como a mí y decidas hacerte con alguno de ellos. Aunque yo empecé planteándome como educaría a mi hijo, cómo somos de pequeños, como afrontarlo… compré estos dos libros:

 

-Portada libro Dar voz al niño-

Ver Dar voz al niño ,Yvonne Laborda

 

 

-Portada del libro
El cerebro del niño explicado para padres-

Ver El cerebro del niño explicado a los padres , Doctor Álvaro Bilbao

 

Pero también te recomiendo que empieces por estos otros:

 

-Portada El gran libro de Lucía, mi pediatra-

Ver El gran libro de Lucía mi pediatra,Lucía Galán Bertrand

 

 

-Portada libro Lo mejor de nuestras vidas-

Ver Lo mejor de nuestras vidas ,Lucía Galán Bertrand

 

-Portada libro Eres una madre maravillosa-

Ver Eres una madre maravillosa, Lucía Bertrand

 

 

-Portada libro Comer, Amar, Mamar-

Ver Comer, Ama, Mamar , Carlos González

 

También:

Si quieres conocer de primera mano el relato de una mamá que descubrió una maternidad que nadie le había contado. Una maternidad, con depresión. Lee:

 

Libro ELijo el Arco iris
-Portada Elijo el Arcoiris-

Elijo el Arcoiris , Lucy Chibimundo

Y El meteorito de Amaia Arrazola, «Yo sabía que iba a tener una hija; lo que no sabía era que esa hija iba a tener una madre.Y esa madre era yo». Que frase más bonita, ¿quieres descubrir más sobre este?

-Portada Libro El Meteorito-

El meteorito, Amaia Arrazola

 

Amazon Kindle

 

Descárgate alguna de estas aplicaciones si tienes algún interés o te preguntabas cuál utilizar:

Embarazo +

Babycenter

Yoga Prenatal

Mi bebé y yo (Revista digital)

 

2. Ya está aquí tu bebé

-Tu bebé en tus manos-
-Tu bebé en tus manos-

 

Con la llegada de nuestro bebé necesitamos un largo período de adaptación a la nueva situación, nuestro hijo la primera noche de hospital no durmió apenas nada y los siguientes 18 meses no más de 4 horas seguidas. Te hablo a tí, tú que no duermes nada porque tu hijo tampoco lo hace y encima estás lejos. Cuando le pregunto a algunos recién estrenados padres que tal todo y me dicen muy bien, ya no tengo nada más que conversar.

Yo ahora despúes de 2 años me pregunto si hubo cosas que podría haber hecho mejor para que descansaramos más. Si estás pasando por los mismo, te aconsejo que te turnes con tu pareja para descansar y que duermas todo lo que puedas cuando el bebé lo haga, olvídate de los horarios, ahora debes respetar el ritmo de tu bebé. A mí eso de los horarios me costó muchísimo. Pide ayuda cuando estés con gente cercana o familiares, ya que vives fuera aprovecha esas visitas.

Los primeros meses son tremendos y la lactancia materna a demanda en niños tan activos es agotador y si además no duermes sientes que no tienes la capacidad para recuperarte y darle todo aquello que necesita. Observa y empatiza con tu hijo para ir conociéndonos cada vez más.

Las alteraciones del ritmo del sueño, el sentir que ya no tienes tiempo para tí o realizar las actividades que antes hacías pueden derivar a una tristeza postparto, el 80% de las mujeres pasa por ello. Si sientes que perdura en el tiempo te aconsejo que vayas a tu médico, yo así lo hice.

No te preocupes, todo pasa y te lo digo yo que no veía la salida. Pero claro hay que pasarlo…

 

3. Viajar con un bebé que no duerme

Bebé dormido

 

Si hay una cosa que no íbamos a dejar de hacer era el seguir viajando, así que a los 2 meses ya hicimos nuestro primer viaje. Fuimos desde el Norte al Sur en coche (8 horas de camino), tuvimos que hacer muchas paradas porque no paraba de llorar, solo quería que lo cogiera en brazos y paseara en la calle (era como dormía habitualmente, pero yo así no descansaba). Sí había momentos que dormía del tirón tras la lactancia y es cuando aprovechabamos. Ya te digo la cosa mejora, está aconstumbrado a viajar en coche y ahora va encantado.

Cuando viajaba en avión solía coger horarios que coincidieran con la hora de la lactancia y una vez dado el pecho en el avión se quedaba dormido todo el camino y yo… (en trayectos cortos de 1h-2h).

Hemos visitado ciudades y pueblos, es verdad que con un niño tan pequeño, tan activo y que no duerme donde mejor nos encontrabamos era en entornos rurales y alojándonos en apartamentos. Sentir que puede molestar a otros viajeros en hoteles o casas rurales nos incomodaba un poco aunque también lo hicimos, incluso una vez fuimos a un albergue en la montaña que contaba con habitaciones individuales porque no queríamos renunciar a otra forma de viajar que teníamos y vaya experiencia…

Pero no por ello hemos parado de viajar.

 

Consejos

Olvídate del reloj, ahora viajarás a otro ritmo. Planifica en relación a los nuevos horarios, respetando las necesidades de apetito y sueño de tu bebé. Nosotros por ejemplo las noches eran interrumpidas a mas no poder, no te hablo de 2-3 despertares en toda la noche, te hablo de despertar cada hora, 2 horas ininterrumpidamente. La mañanas aprovechavamos para visitar el lugar y hacer alguna ruta, despues de comer sí que no perdonabamos la siesta, aunque no durmieramos intentábamos descansar… y salir a media tarde de nuevo. En niños muy activos como el nuestro seguir sus rutinas ayuda a su seguridad y estabilidad.

Dosis de paciencia, no esperar hacer todo lo que queremos sino más de lo que creíamos. Si no se te mete en la cabeza que ya no podrás manejar el viaje a tu antojo como antes no lo disfrutarás. De hecho a nosotros nos pasó, guardamos los mejores recuerdos pero sí hay momentos en el viaje de quejas que deberíamos haber dejado atrás.

Contaco con la naturaleza. De vez en cuando nos gustaba escaparnos a hacer alguna ruta larga por la montaña, pero sin dormir estábamos perdidos. Dejamos de hacer estas y comprender que ya vendrían, tuvimos que escoger otras alternativas. Eso o si te sientes bien, turnarse. Si tienes la suerte de tener gente como vosotros con la que hacer ese tipo de planes, también podéis hacer turnos entre ambos padres. Aún así en la naturaleza es donde mejor descansabamos e incluso nuestro hijo dormía un poco más. Ahora es su tiempo, necesita canalizar todo la energía que tiene y moverse más que otros. Lugares con mucho espacio son nuestros aliados.

Lugares con clima agradable y libertad de horarios son buenas opciones para disfrutar de un buen viaje con niños muy activos.

-Imprescindibles llevar mochila de porteo y/o carro según aconstumbre a estar mejor y dependiendo del lugar donde vayamos.

-Si vas a estar más seguro con una farmacia o centro de salud cerca, planifica tu viaje en función de esto o no olvides llevar en el Botiquín todo lo necesario.

Alójate allí donde creas que estaréis mejor, nosotros nos decantamos para viajes más largos por apartamentos. Estábamos más relajados con un niño que necesita moverse continuamente incluso comiendo, debemos comprender y respetar que él es así y no verlo cómo algo negativo. Apartamentos bajos con terraza son una gozada.

Contrata un seguro de viajes familiar, asistencia médica, demoras en aeropuertos, cancelación , cobertura Covid-19. Yo sinceramente desde que tengo a mi hijo cuento con ello, aquí tienes un descuento del 20% en  Seguros Intermundial

 

 

¿Cómo son vuestros viajes? Te leo en comentarios 🙂

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

2 comentarios en “Seguir viajando con tu bebé. Niños activos.”

Deja un comentario